viernes, 22 de febrero de 2008

QUINIELA DE LOS OSCAR: ¿Quién ganará?

Advertencia: Si no quiere enterarse por adelantado los posibles ganadores, ignore este informe, que sólo va dirigido para los insasiables cinéfilos como yo.

Según el sitio formoapuestas.com.ar, único autorizado para operar con apuestas a través de la Web en la Argentina, "Sin lugar para débiles", que cuenta con ocho nominaciones, es la gran favorita para quedarse con la preciada estatuilla en la categoría Mejor película en la próxima entrega de los Premios Oscar, con una paga de $1,83 por cada peso apostado.
En segundo lugar se encuentra "Petróleo sangriento" con una paga de $4.
Por su parte, en la terna Mejor actor protagónico, el candidato de los apostadores es Daniel Day Lewis, por su trabajo en "Petróleo sangriento", con un paga de $1,2, seguido por Johnny Deep ("Sweeney Todd The Demon Barber of flee") con $7,5, y muy cerca se ubica en tercer lugar George Clooney ("Michael Clayton") con una paga de $8,00, mientras que Viggo Mortensen ("Eastern promises"), paga $21.
En tanto, Julie Christie lidera las apuestas en la categoría Mejor labor femenina con una paga de $1.29 por su papel en "Away from her". La segunda candidata en esta terna es Marion Cotillar, por su película "La vie en rose" con $4,5.
En lo que se refiere a la Mejor dirección, los preferidos son los hermanos Joel and Ethan Coen, por la clara favorita "No Country for old men", con una paga de $1,83, seguidos por Paul Tomas Anderson ("There will be blood"), con una paga de $2,90.
El tercer puesto es para Julian Schnabel por su film "The diving bell & the butterfly" con $4,00.
La 80º entrega de los premios Oscar de la Academia, se realizará el próximo 24 de febrero en el Teatro Kodak de Hollywood y las expectativas sobre quienes serán los grandes ganadores de la noche más importantes del cine ya se traslado a las apuestas.


El siguiente informe fue hecho en base a las apuestas que se hacen antes de la ceremonia. Premios cantados, sorpresas, desilusiones. Los Oscar están muy cerca.

Mejor película: No es país para viejos.
Mucho se está hablando de la sorpresa europea a manos de Expiación -película que hace sólo cinco, diez años habría arrasado en la ceremonia-, o de las posibilidades de una Pozos de ambición cabalgando a lomos del extraordinario respaldo crítico que ha recibido. Todo es posible, véanse las tres últimas ediciones... Pero sería para que Anton Chigurgh cogiera su bombonica de aire comprimido y la emprendiera contra todos los miembros de la Academia si el Oscar no lo gana No es país para viejos. Tiene unas críticas excelentes, ha ganado casi todos los premios previos a los Oscar -salvo los Globos y los BAFTA, pero no son éstos los más influyentes- y, sobre todo, tiene a la poderosísima Miramax detrás. A márketing no le gana nadie, y a ganar Oscar tampoco.



Mejor/es director/es: Joel y Ethan Coen, por No es país para viejos.
Poca discusión hay aquí. Desde 1961, año en el que recogieron el premio Robert Wise y Jerome Robbins por West Side Story, no se compartía el Oscar a mejor director entre dos personas. Los Coen por fin tendrán su estatuilla.

Mejor actriz: Julie Christie , por Lejos de ella.
¿Una inglesa por una interpretación en una película bastante minoritaria? ¿Una francesa por interpretar, con todos los tics que encandilan a la Academia eso sí, a una cantante que millones de americanos desconocen?... ¿Una joven canadiense que cumplirá los 20 el próximo 21 de febrero y que ha enamorado a medio planeta con su encanto y desparpajo en Juno? Las apuestas dicen que ganará Julie Christie, pero puede haber sospresas con la encantadora Ellen Page.



Mejor actor: Daniel Day Lewis, por Pozos de ambición.
Otro Oscar cantado. Segundo Oscar para Day Lewis tras el que logró por Mi pie izquierdo.



Mejor actor secundario: Javier Bardem, por No es país para viejos.
Tan claro como que Anton Chigurh necesita a Ruper...



Mejor actriz secundaria: Tilda Swinton, por Michael Clayton.
Con la de actriz, es la carrera más abierta de todas. Las favoritas son Cate Blanchett por I'm not there -hace de Bob Dylan, que es un chico como todos sabéis, y eso debe de ser un gran mérito- y Amy Ryan por Adiós, pequeña, adiós. Pero... ¿van a dejar los académicos que la peli de George Clooney, con todo lo que les gusta -la peli y George Clooney- se vaya de vacío? Eso sí, si los académicos norteamericanos finalmente se deciden por apoyar a uno de los suyos frente a tanto extranjero de este año, la cosa estaría entre Amy Ryan y Ruby Dee.



Mejor guión original: Diablo Cody, por Juno.
Será un premio al guión y al personaje, una chica que a sus treinta años es ya carne de película. Stripper, telefonista de línea caliente y guionista de televisión -sólo le falta ser miembro de la Conferencia Episcopal para conocer lo más sórdido de este mundo-, ha firmado un guión que parece destinado a llevarse este premio. Lost in translation, Entre copas y Pequeña miss Sunshine ya lo ganaron en años anteriores.



Mejor guión adaptado: Joel y Ethan Coen, por No es país para viejos.
Nadie que ha leído la novela de Cormac McCarthy se ha atrevido a decir eso de pues a mí me gusta más el libro. Es como si los Coen hubieran triturado la novela, dicen, y convertido el jugo en celuloide...



Mejor fotografía: Robert Elswit, por Pozos de ambición.
Podría ser también para No es país para viejos, pero Roger Deakins tiene el handicap de competir en dos categorías -también está nominado por El asesinato de Jesse James y tal y tal-, y quizá los votos se dividan.



Mejor dirección artística: Dante Ferretti, por Sweeney Todd.
A Ferretti ya le birlaron el Oscar por Gangs of New York y, aunque repararon la injusticia dos años después al premiarlo por El aviador, le toca de nuevo llevarse la estatuilla por su espectacular recreación del Old Bailey victoriano en Sweeney Todd.



Mejor banda sonora: Dario Marianelli por Expiación.
Otro Oscar que -de haber justicia- está cantado, y lo siento por Alberto Iglesias, que es grande entre los grandes. La música que firma Marianelli en Expiación es una auténtica delicia. Una pena que toda la calidez que le sobra a esta partitura le falte a una película que, sobre todo en su segunda parte, cae presa de un academicismo incapaz de arropar al espectador y de envolverlo en la trama.



Mejor vestuario: Jacqueline Durran, por Expiación.
Sólo por el famoso vestido verde que luce Keira Knightley en ese suntuoso jardín a medianoche el premio está en el bote. El perfil de la Knightley recortado sobre su mansión es la viva imagen de la frivolidad, del lujo y de la sofisticación sentados al borde del precipicio. La inconsciente ignorancia -siempre tan hermosa- frente al abismo...



Mejor montaje: Roderick Jaynes, por No es país para viejos.
Podría ir también perfectamente al virtuoso montaje de El ultimátum de Bourne, que posiblemente no esté nominada como mejor película por el simple hecho de ser un thriller. Pero es que el montaje de No es país para viejos es una de las piezas clave de su mecanismo de relojería.



Mejor maquillaje: La vie en rose.
Transformar a una hermosa joven en una mujer casi anciana y destruida por las drogas llevó muchas horas de duro trabajo. Creo que tendrán su recompensa... El parecido de Marion Cotillard con Édith Piaf es asombroso.



Mejores efectos visuales, mejor montaje de sonido y mejores mezclas de sonido: Transformers.



Mejor película en habla no inglesa: The counterfeiters, Austria.
Espías, nazis... La temática le encanta a la Academia, aunque siguiendo la lógica que parece guiar esta categoría debería ganar la que tenga menos posibilidades, la kazaja por ejemplo.



Mejor película de animación: Ratatouille.
Faltaría más. Tenía que estar luchando por el premio gordo...



Mejor largometraje documental: No end in sight.
Si a la Academia le da por apoyar a Hillary, ganará Sicko, el documental de Michael Moore que defiende lo mismo que la Clinton: asistencia sanitaria gratuita y universal en Estados Unidos. Pero si se decanta por Obama y por su radical y genuina oposición desde el principio a la guerra de Iraq, triunfará el documental sobre la chapucera gestión de la posguerra iraquí. Las dos son magníficas películas. Pero el momento es de Obama...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Están de acuerdo con las apuestas? ¿Cuáles creen que serán las grandes sorpresas? ¿Quienes les gustaría que ganen y quienes no?

Portalsolocine dijo...

Hola, bueno dificiles preguntas.
La verdad es que la quiniela me parece que hacierta la mayoria, pero debo admitir que esos aciertos no me gustan, porque por ejemplo a mi me encantaria que ganare Johnny Depp el premio a mejor actor pero esta cantado que lo ganara Daniel day Lewis, la verdad es que creo que ese premio en particular me va a traer dolor de cabezas, aparte que Sweeney Todd no gane ningun premio importante es una injusticia, si llegara a ganar Johnny por lo menos la peli tendía un premio como la gente, y me parece que el premio a mejor vestuario se lo merece mas Sweeny Todd que expiación.
En fin el problema este año es que me perece que muchas nominaciones fueron injustas y por lo tanto muchos premios tambien lo seran, aprte como dije alguna ves, YO LE DOY MAS VALIDES A LOS GLOBOS DE ORO QUE A LOS OSCAR. Igual esperare ansioso la llegada del domingo para ver la gran noche de gala.

Chau saludos